miércoles, 10 de octubre de 2012

Orkatzategi y Ametzueta se miran en el lago Urkulu


La míticas cimas de perfil rocoso: Anboto (izda.) y Udalaitz (dcha.), desde la cima de Orkatzategi
Orkatzategi y Ametzueta se miran en el lago Urkulu
       Este día (16-09-12) fue el elegido para ascender al monte Orkatzategi (con la pronunciación átona en la segunda “a”), aprovechando que tocaba realizar un viaje a Vitoria-Gasteiz.
     A eso de las 10:30 se sale de esta ciudad, capital de la Comunidad Autónoma de las Vascongadas (CAV) –no de Euskal Herria, por si alguno o alguna todavía no lo sabe o lo desconoce–, en dirección al pueblo de Aretxabaleta.
     Por equivocación o por gusto, la carretera elegida nos llevó a bordear parte del pantano de Ullibarri Ganboa hasta el pueblo de Landa, donde se conectó con la carretera GI-627 que por el puerto de Arlaban (598 m) se adentra en territorio de Gipuzkoa. Este trayecto se realizó siguiendo a tres enamorados de la mítica moto “Vespa” que por dicha carretera circulaban.
       En Aretxabaleta, aparcado el coche junto a unos pabellones industriales, las piernas comenzaron a andar por un camino sembrado de gravilla que los paneles de senderismo denominan “bidegorri”.
       El mismo se tornaba en suave ascenso, dejando ver a su izquierda al pueblo o anteiglesia de Aozaratza; desembocando, poco después, a orillas del pantano de Ukulu (350 m), lugar ciertamente encantador. A todo su entorno se le conoce como la pequeña suiza vasca. (Como información a navegantes, aclarar que puede uno abstenerse de realizar este trayecto por el “bidegorri” y dejar directamente el coche en el pequeño aparcamiento habilitado junto a este maravilloso paraje. Para ello hay que coger la carretera GI-3131 dirección Areantza o Goroeta).

De izda. a dcha.: Cimas de Izpizte, Anboto, Murugain y Udalaitz. Delante el embalse Urkulu


 Anteiglesia de Goroeta 

        

      Teniendo a nuestra izquierda el embalse, lo bordeamos durante más de 1 km –en el recorrido se nos aparece a la derecha la anteiglesia de Goroeta– para después de una bajada, salir y coger el camino cementado que lleva al caserío Arbe. (En el desvío señalado se puede aprovechar para llenar la cantimplora con la limpia y cristalina agua que emana de la surgencia de Urbaltza, al lado de una caseta de hormigón, donde confluye y queda represado el arroyo Arbe).
         Atravesando alguna que otra barrera en las proximidades del caserío citado, se prosigue por camino ya no cementado que nos traslada a una cabaña y a otra barrera desde la cual el camino se dibuja sendero que discurre paralelo al riachuelo Arbe –unas veces por su izquierda, otras por su derecha–.
 
Seguir por encima del caserío
Sendero, por cierto, que se torna huidizo, pues apenas es perceptible en algunos tramos y si no fuera por las marcas de pintura blanca y amarilla que salen a nuestro paso, se nos haría difícil el continuar. Sendero que también en algunos tramos se transforma en escalones de piedra.
       Todo este recorrido se realiza por un pequeño hayedo y un suelo de vegetación y manto verde. En estas fechas de grandes calores, el arroyo apenas transporta agua.
       Saliendo del hayedo y sendero, se vuelve de nuevo el camino cementado que sube hasta los caseríos más altos de Gipuzkoa. El primero se llama Bekoetxe (desde aquí discurre camino que lleva a la cima de Andarto); más arriba, Ataunena y Erdikoetxe y después Goikoetxe, comprendiendo todos el barrio Ugaztegi, a 680 m.


Ataunena
 
Caserío convertido en cuadra para el ganado. Detrás caserío 
que reza ser de 1930 


     Tras sobrepasar el caserío Erdikoetxe, construcción de 1930 (quizá el edificio anexo sea el auténtico), se puede abandonar unos metros el recorrido que lleva al monte Orkatzategi para subir a visitar en pequeño altozano la ermita Santakrutz, desde la cual hay más vistas maravillosas de los montes de alrededor (Sierra Elgea con sus molinos eólicos, abajo en el valle, la anteiglesia de Araotz de Oinati, de donde era el visionario e independentista Lope de Agirre).

  







Interior de la ermita Santakrutz con la campanita colgando
 


       Apunto algunos datos biográficos recogidos de su figura en Internet: “Fue en Araotz, donde en el siglo XVI nació Lope de Aguirre. Se hizo llamar "Ira de Dios", "Príncipe de la Libertad", "Fuerte Caudillo de los Invencibles Marañones", "El Peregrino". Su fabuloso viaje a través del Amazonas, su vida entera, estuvo marcada como si se tratara de un personaje de una tragedia shakesperiana. Su lucha hasta el final, con la muerte de su hija. Su alucinante travesía llena de conspiraciones, traiciones, muertes, luchas y asesinatos en medio de una naturaleza inhóspita hasta lo inimaginable. Finalmente, sus cartas a Felipe II, manteniendo la rebelión hasta las últimas consecuencias, incluso con una clara intención de independencia, hacen de este personaje el centro de las investigaciones de numerosos historiadores y escritores modernos”. Este pequeño altozano o loma, donde se asienta la ermita, hace de límite entre los términos municipales de Oinati y Aretxabaleta y la ermita, en la distancia, dibuja la forma de una borda de pastor.
       Visto lo cual, la meta que nos ha traído hasta aquí, obliga a seguir. Visualmente la cumbre está cerca. Bajamos de la ermita y por el collado de Urtagain, que se abre frente a nuestros ojos, el andar se hace cómodo. Zona esta utilizada para extender el mantel o la mesa y comer en familia y bifurcación de pistas o caminos: uno de ellos desciende a Araotz (Oinati). Estamos en Zelaundi y cerca de la estación megalítica en la que hay registrados 2 dólmenes y 4 túmulos.
Dolmen "Urtapotolueta I" trikuharria
Una preciosidad de haya
       Nuestro andar pausado nos sumerge en visitas a alguno de los túmulos y dólmenes que aquí abundan –en concreto me aproximé al conocido como Urtapotolueta I– y poco después, tras sobrepasar alguna que otra frondosa haya, nos encamina al perfil rocoso de la cima de Orkatzategi (874 msnm) que está ya al alcance de la mano.
Desde la cima de Orkatzategi 
con las míticas montañas Anboto(izda.) y Udalaitz (dcha.) 
cerrando el fondo paisajístico
       Desde la misma y sin prisa, uno flota con las incomparables vistas de singular belleza. Se tiene la sensación de encontrarse solo en este planeta, con la única compañía del silencio que comprende la inmensidad del paisaje que rodea y abriga al embalse de Urkulu.
       Por citar las cimas y/o montes más cercanos nombraré las montañas míticas de Anboto y Udalaitz, Amuategi (con la pronunciación átona en la segunda “a”) en la sierra Elgea, perforada de aerogeneradores de viento, Aizkorri, etc.
      Y no se puede olvidar bajar la mirada al pequeño lago artificial que convierte a los alrededores –así se le conoce– en una especie de pequeña Suiza. Este lago o embalse de Urkulu está circundado por cuatro anteiglesias (“elizatea” en euskara) (Aozaratza, Areantza, Goroeta y Larrino) que dan colorido y sensación de estar en Suiza.
       Una vez hollada y fotografiada la cima para cumplir con el cometido de celebrar el 50º aniversario del grupo de montaña de Amurrio “Mendiko Lagunak”, el cuerpo clamaba alimento imperiosamente. Y, por supuesto, depositar en el peculiar buzón asemejando un tronco de árbol y la aizkora asentada en él, la obligada tarjeta de quién estuvo en esta cima.
Ametzueta y su buzón-cohete. 
Atrás, a la derecha, Orkatzategi
       Frente al Orkatzategi está el Ametzueta, así que repuestas las fuerzas, descendemos del primero hacia el camino y en pocos metros de ascenso, damos con el pequeño buzón de Ametzueta (745 msnm), que nos da la bienvenida. (Para otra ocasión, a pesar de la cercanía a estas dos cimas, se intentará alcanzar la cumbre principal de Iruaitz). Desandamos el ascenso anterior y situados en el camino empedrado o ancha pista, en el collado de Urtagain, que corre paralelo al gasoducto de la empresa ENAGAS, el mismo nos conducirá, sin pérdida alguna –vía dirección Urrexola Garai–, directamente al embalse de Urkulu.
       Sólo hay que saber que en el caserío Urrexola hay que desviarse por la pista forestal de la izquierda, que nace junto al mismo y la torre de alta tensión colindante.

Caserío Urrexola
Descenso al "lago"
     Ya en la carretera con bidegorri que circunvala el “lago”, cogemos dirección izquierda para llegar al barranco Arbe donde se había iniciado el ascenso. El resto del recorrido, el mismo que se había andado cuando comenzó la salida mañanera.
       Descendiendo por el falso bidegorri a donde habíamos aparcado el coche, la anteiglesia de Azaorantza recibe los últimos rayos de sol de este día, próximo al final del verano.

Resumiendo:
Lugar: embalse de Urkulu y montes aledaños dignos de merecer una visita (Aretxabaleta).
Desnivel: 550 m
Recorrido: Unos cuantos kilómetros
Pedestal de la virgen de Dorleta
Tiempo: Era para disfrutar el día.

       La vuelta en coche, una vez cruzado el puerto Arlaban (598 m), tuvo su parada obligada junto a la imagen de la virgen de Dorleta, patrona de los ciclistas, en cuyo pedestal aflora toda clase de flores y recuerdos ciclistas, léase banderolas, medallas, prendas, accesorios de las bicis, etc., procedentes de muchos rincones de la península Ibérica.

Recorrido en coche: 67 km (Amurrio-Aretxabaleta). 
Horas: 01:15 horas.









Algunos de los "exvotos" ciclistas depositados como ofrendas a la virgen



     Para finalizar dejo aquí, transcrito y literal, el contenido de la hoja informativa sobre el tiempo de descomposición de la basura que se arroja en los montes y otros lugares paisajísticos. La misma se puede encontrar en los buzones de las cimas de los montes de este paraje: Orkatzategi, Ametzueta, etc.

-Peladuras naranja/plátano          >2 años            -Tejidos de nylon               30-40 años
-Filtros cigarrillo                       1-5 años           -Latas de conserva 
-Calcetines de lana                    1-5 años            de hojalata                           50 años
-Papel recubierto de plástico        5 años           -Cuero                                 >50 años
-Plástico de abrazar latas            10 años           -Latas de aluminio                 500 años
-Bolsa de plástico                   10-20 años           -Botellas de vidrio               1000 años
-Contenedores de película 
 de plástico                           20-30 años













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada