domingo, 5 de agosto de 2012

Behorlegi y Okabe, dos cumbres… y una ciudad: Donibane Garazi

El Behorlegi es coronado, con la satisfacción en los rostros de haber conseguido el objetivo
Behorlegi y Okabe, dos cumbres… y una ciudad: Donibane Garazi
       Como quedó escrito al final de la anterior entrada, el fin de semana (21-22 de julio) tocaba ascender a estos dos montes emblemáticos de Nafarroa Beherea o Baja Navarra.
       Por lo tanto, el sábado se salió de Amurrio a las 6:45 para recoger a los compañeros montañeros de Laudio a las 7:00 y conjuntamente poner rumbo a Iparralde.
Dolmen de Armiaga
        El viaje a pesar de circular por la autopista B-B, duró más de lo debido. Precisamente debido a que el “tonto” (Tom Tom) –también llamado GPS– no fue lo suficientemente adiestrado para este viaje.
Camino de la cima de Behorlegi
        El caso es que llevó a los motivados montañeros hasta casi las puertas de la capital de Baiona, tomando luego la carretera hacia Kanpo para, después de andar unos kilómetros perdidos por los pueblos de los alrededores de la capital de la Baja Navarra, poner punto final en el pueblo de Mendibe. En este último trayecto, ni la intervención de los guías-organizadores de la salida montañera consiguió enmendar el recorrido del autobús.
Cerca ya de la cima de Behorlegi
       Así que a las 10:30 se aterrizó, pero no en el pueblo de Behorlegi, punto inicial del arranque a la montaña, pues la carretera al mismo era estrecha, especialmente por el ángulo de las curvas, para el paso del autobús. Por lo que desde Mendibe se inició el ascenso, de un continuo subir –por el camino se pudo contemplar el dolmen de Armiaga (670 msnm)–  hasta alcanzar la cima de Behorlegi que está conformada de tres cimas o puntas prominentes. Monte que se diferencia –o es excepción al resto de cimas hermanas de su alrededor– por su contorno cimero rocoso. Además su perfil desde la distancia, visto desde el valle, se confunde con el Txindoki, por tener forma piramidal.
Behorlegi, desde la ladera de Hauskoa
       Ascenso de 3 horas y desnivel de 1.200 m, desde el inicio en Mendibe (290 msnm) hasta la cima de 1.263 msnm, que tras tocar cima, algunos de los expedicionarios montañeros/as pararon para reponerse de las energías gastadas; otros/as, en cambio, lo hicieron tras atacar el monte cercano de Hauskoa (1.268 msnm) en apenas 40´ de ascensión. Como curiosidad para los montañeros de Hego Euskal Herria, comentar que, en esta parte de Iparralde o Ipar Euskal Herria, los buzones en las cimas de los montes no se prodigan. Tal es así, que la constante es la inexistencia de los mismos, por lo que hay que apañárselas para dejar las tarjetas debajo de cuatro piedras y confiar que los siguientes que suban las encuentren. Este primer itinerario escogido tuvo un recorrido circular.


Perdiéndose entre los
helechos, en el descenso


 Vista de Behorlegi con sus tres prominencias tras el descenso


       Para las 16:30 el grueso de la expedición había llegado al punto de salida. Poco antes, al pasar por el pueblo de Behorlegi, sorprendió que su iglesia permaneciese abierta, la cual coexiste junto al cementerio que la circunda. 
 

Interior de la acogedora iglesia de Behorlegi y su cementerio anexo    




Todo un símbolo de poderío
        A las 18:00, el autobús condujo a todos y a todas a la capital de Nafarroa Beherea, capital de la Navarra de Ultrapuertos: Donibane Garazi. Tiempo atrás, Donapaleu fue la capital de la Merindad de Ultrapuertos.
Behorlegi ahora aparece con forma de pirámide
       El alojamiento, un albergue de peregrinos, fue para uso exclusivo –en este caso– de los montañeros socios del Mendiko Lagunak y Goikogane, pues la expedición la conformaban 40 integrantes y colgaron el letrero de “lleno”. Al chófer del bus se le alojó en un hotel de la localidad.
       Ducha, ropa limpia y corto paseo por la medieval ciudad, y lugar de paso obligado de los peregrinos que se dirigen a Santiago de Compostela, ya que a las 20:00 la cena esperaba. De primero: gazpacho (¿el hospitalero nos tomó por españoles?); de segundo: vainas con patatas o viceversa (muy peculiares ellas); y de postre: una nectarina, fresca y lavada en agua. Edateko: Agua, vino de la zona y sangría.
Donibane Garazi y su puente-camino de Santiago
       El día concluyó con una breve salida nocturna con audición de un grupo musical en uno de los bares. Aún siendo sábado y el mes de julio, no había mucho “personal” por las calles. ¿Será por la señora crisis? Así que a dormir y a las 6:30 arriba.  Desayunar al estilo self-service (Ud. mismo) y después a fregar la vajilla. Cada uno la suya.




 
 Ayuntamiento de Donibane Garazi


Un tramo del lienzo 
de la muralla de la ciudadela
    

DOMINGO, 22. A las 7:30, previo cierre de cremalleras de mochilas, bolsas, bolsos, maletas y maletines, autobús y carretera para atacar los dos montes que tocaban este segundo día del finde.
       Como información para futuros montañeros o simples peregrinos, comentar el precio del albergue. Alojamiento, cena y desayuno: 26 €
        El bus suelta a la expedición en el alto o col de Burdinkurutzeta (1.135 msnm), desde donde atacar la cima del monte Okabe (1.466 msnm), a las 9:10.
Por el hayedo, camino de la cima 
del monte Okabe


Cromlechs alineados en círculos,
antes de llegar al Okabe


       Un tema recurrente en el final de la subida hasta el Col fue la visión de una de las vacas que de forma un tanto atrevida, yacía tumbada, a pata ancha. Dando la sensación de… ¿estaba o no estaba muerta? El ojo abierto, sí tenía, pero estaba ¿viva o muerta?
Los más atrevidos 
treparon por las rocas    


 También los cerdos 
tienen su lugar en las altitudes


       La subida al Okabe tuvo un desarrollo de menor envergadura en lo que a subidas o repechos se refiere, ya que el arranque al mismo comenzó en cota superior. Poco antes de llegar a esta renombrada cima o después, al descender, se puede uno encontrar con varios círculos de piedras hincadas formando cromlechs, constituyendo una auténtica necrópolis prehistórica. Son los cromlechs de Ilharrita que se encuentran a 1.387 msnm. (Viendo alguna de las webs que navegan por el ciberespacio parece ser que el conglomerado de grandes rocas que se apiñan y coronan la cima –y a las que todo montañero/a trepa para fotografiarse– corresponde con una altitud de 1.454 m. En cambio, continuando por las campas hacia el punto que se divisa más alto, el GPS marca 1.466 m, es decir, la altura en metros del monte Okabe).
En la cima de Iraukotuturru, con niebla y algo de viento
Bajada a prueba de rompepiernas
       












       La niebla y algo de viento fueron los compañeros a partir de este punto hasta atacar el siguiente monte de nombre Iraukotontorra o Iraukotuturru. Conseguida la hazaña de tocar cima, toca continuar la marcha. Ahora ya todo el trayecto es bajar por senderos y sendas –salvo algunos tramos que se senderea y llanea el collado a su mitad– para finalizar, por estrecha carretera, en el pueblo de Ezterenzubi, donde el bus espera. Este trayecto tuvo una duración media de 6 horas y el recorrido siguió un recorrido lineal.
 
Pueblo de Ezterenzubi


Jugando a pelota a mano
 con los más peques


La iglesia rodeada por el cementerio
       Llegados a este pueblo, algunos, para quitarse el sudor acumulado, se refrescaron en el río Ezterengibel, que nace en el monte Iraukotuturru y todos se recuperaron de las energías consumidas; alguno hasta jugó a la pelota en el frontón de 1944 con la juventud menuda del pueblo, demostrando que tiene fuelle para un rato largo. ¡Kepa es colosal!
Casa Consistorial-Mairie-Herriko Etxea
        Finalizando esta excursión fin semanera con una breve visita a la iglesia del pueblo y a su encantador cementerio que la rodea toda. Hay que admirar con que devoción, mimo e imaginación veneran a sus seres queridos difuntos.


       


Interior de la iglesia de Ezterenzubi, con su altar y coro de dos pisos



       Como se decía de la iglesia del pueblo de Behorlegi, en esta zona de Euskal Herria o de la Navarra estatal, las iglesias suelen estar abiertas de par en par durante el día para que el peregrino, el devoto o, simplemente, el visitante pueda rezar (si es creyente) o conocer la arquitectura o el entramado religioso de los templos de aquí.
       Ya sólo queda subir al autobús, carretera, autopista y en 2 h. y 15´ estar en Amurrio, no sin antes haber dejado a los montañeros compañeros del club Goikogane en Laudio… Y, mientras tanto, ver en el trayecto de vuelta la proyección de una película con los Tres Mosqueteros y D'Artagnan con que nos obsequió el señor conductor.
      Resumiendo: dos montañas potentes y duras, si no se está preparado para hollarlas seguidas, en los dos días del fin de semana.
       El sábado subimos el monte BEHORLEGI (1.265 msnm) y el HAUSKOA (1.268 msnm), con una distancia de 18,660 km. Y un desnivel de 1.283 m. en 6 h. de recorrido.
Expedición de Mendiko Lagunak mendi Taldea


     El domingo subimos OKABE (1.466 msnm) e IRAUKOTONTORRA (1.152 msnm), con una distancia de 19,370 km. Y un desnivel de 839 m. en 6 h. (Información aportada por Iñaki Aldama que en esto de los chismes anda muy puesto). 

       Para finalizar sólo queda Felicitar a la expedición de Mendiko Lagunak mendi Taldea que el mismo fin de semana conseguía alcanzar la cumbre de Picu Urriellu (2.514 m), también conocido como Naranjo de Bulnes, situado en los Picos de Europa de Asturias. A través de cuatro cordadas por sus cuatro caras, la cima de Urriellu fue hollada en pleno. 
ZORIONAK
NOTAS
En esta parte de Euskal Herria, según el idioma francés, la palabra "Ayuntamiento" recibe el nombre hôtel de ville, si la localidad tiene cierta entidad administrativa, caso de Donibane Garazi. En cambio, si la localidad o el pueblo son de menor entidad administrativa o población menor reciben el nombre Mairie. Ejemplos: Behorlegi, Mendibe, Ezterenzubi. En ambos casos, en lengua vasca, se denomina Herriko Etxea 
El precio de la gasolina "Sin Plomo 95" estaba a 1,55 €/l. en Iparralde y en Hegoalde a 1,38 €/l. esos mismos días. 
La foto de la expedición al Picu Urriellu ha sido extraída de la web zaraobedigital.com 
A continuación, distintas imágenes del fin de semana montañero aquí descrito:


Otra instantánea de Behorlegi
El dolmen de Armiaga en la foto de www.mendikat.com aparece más cuidado que en la actualidad
Donibane Garazi en letras hechas de flores


Bicicletas peregrinas en posición de descanso
Patatas y vainas en confraternidad y armonía




Relación de caídos en la 1ª y 2ª Guerra Mundial

Panteones llenos de recuerdos del difunto en Ezterenzubi

Más recuerdos evocando la ausencia del ser querido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada